Impuestos

LOS IMPUESTOS DE LA INVERSIÓN: Un aspecto clave que debemos recortar al máximo

La fiscalidad y los impuestos no son un tema baladí y suponen una enorme carga, muchas veces desconocida para la mayoría de los ciudadanos.

Y no es para menos, ya que todo nuestro sistema tributario, con sus infinitos impuestos, leyes y normas, se ha desarrollado de tal manera para que al ciudadano de a pie, el pago de sus impuestos, le resulte un tema indescifrable, aburrido y no entienda ni "papa" ni de lo que paga y ni de porque lo paga.

En este mundo sólo hay dos cosas seguras; La primera es la muerte y la segunda pagar impuestos. - "Benjamin Franklin".

Ejemplo de ello, es que en mi día a día, me encuentro con muchos amigos, familiares y compañeros que ni siquiera saben los impuestos que están pagando al mes con sus nóminas o actividades profesionales, en concepto de qué les están reteniendo esas cantidades o que a menudo me piden ayuda para realizar algo tan común, como es la declaración de la renta. Y es que, que sea un impuesto común para todos, no significa que sea sencillo.

En el mundo de la inversión y mal que nos pese, los impuestos son uno de los principales gastos y un enemigo por tanto, para nuestras inversiones. Por ello, es necesario conocer y tener en cuenta los impuestos que pagaremos con nuestras inversiones e intentar minimizarlos al máximo posible (siempre dentro de la legalidad) para que suponga la menor carga posible para nuestra inversión.

No te olvides de seguirnos en las redes!!

El fantástico mundo de los impuestos

La razón de ser del estado es la de proveer y gestionar unos bienes y servicios mínimos básicos y comunes para conjunto de los ciudadanos. Esto es razonable y sensato que sea así, pues todos necesitamos de unos servicios básicos para vivir. Estos bienes y servicios son lo que conocemos como "El estado de bienestar". 

Este estado de bienestar, no es gratuito como muchos hoy en día me consta que llegan a pensar. La sanidad no es gratis, el sistema educativo público no es gratis, las pensiones no son gratis y nada de lo que ofrece el estado es gratis. Todos estos servicios los pagamos todos nosotros, se pagan con los impuestos que pagamos y créame que no son pocos (a partir del próximo año existirá hasta un impuestos por vivir demasiado; factor de sostenibilidad de las pensiones le llaman).

Si aun no estas convencido y como en la mayoría de las ocasiones, una imagen vale más que mil palabras, os dejo con un mini-vídeo de 2 min, que no te dejará indiferente y con el que te identificarás por completo:

Es por ello, que debemos exigir que nuestros impuestos e ingresos públicos, sean gestionados de una forma sensata, adecuada y eficiente. Gestión que dista mucho de lo que en realidad debería ser.

Desde el punto de vista económico, el papel del estado debe ser el mínimo posible, debiendo ser el mercado y sus leyes los que marquen las pautas. - "Adam Smith (La Riqueza de las naciones)".

El papel del estado debería ser el mínimo posible, ofreciendo los servicios mínimos básicos, dejando el resto al mercado y la iniciativa privada que es el verdadero motor de la economía. Sin embargo, en la mayoría de los países desarrollados, los estados no han parado de crecer y aumentar con el paso del tiempo al no tener limitación, ni restricción alguna.

Y si el estado crece...los impuestos también. Esto es lo que explica que en nuestro país, nos encontremos actualmente con la mayor presión fiscal de la historia, habiéndose incrementado esta, a un ritmo del 8% anual:

Años​​​​

​Presión Fiscal (% sobre PIB)

1980

14%

2000

31%

Actual

41%

Y es que según las estadísticas oficiales, cada ciudadano español trabaja una media de 146 días lectivos del año, por y para pagar sus obligaciones tributarias. Es decir, usted al igual que todo hijo de vecino, se pega madrugones todas las mañanas durante medio año, sólo para poder pagar los impuestos que el gobierno nos impone. Para pagar todos esos servicios que papa estado nos "regala".

¿Sorprendido?

Algo totalmente injusto e inaceptable desde mi punto de vista, para que después se rían de nosotros con una gestión mediocre, tramas de corrupción y con un sistema de pensiones de reparto totalmente quebrado desde hace años, que nadie tiene las agallas de cambiar y solucionar.

Parece ser que el magnífico estado de bienestar, aun con sus ventajas y puntos positivos (que los tiene), no es ni tan bueno, ni tan bonito y ni mucho menos tan barato como nos lo pintan.

¿Quieres un curso completo para aprender a invertir?

Conoce mi opinión y deja que tu dinero trabaje para ti

Hacienda no somos todos: que no le engañen

Todo lo comentado anteriormente tendría al menos algún sentido si dentro de lo malo, al menos nuestro sistema tributario fuera justo e igualitario para todos y todos aportáramos en la misma medida con nuestro impuestos. Sin embargo, esto una vez mas no es así, ni mucho menos.

hacienda somos todos los pringaos


He aquí otro dato curioso para hacernos pensar;

¿Sabe usted cual es la principal diferencia entre un trabajador por cuenta ajena y una empresa u autónomo a la hora de pagar sus impuestos?

La diferencia fundamental estriba en que todo asalariado (la inmensa mayoría de los ciudadanos) pagan impuestos sobre lo que ingresan anualmente, sin importar los gatos que este haya podido tener, por grandes que sean. Sin embargo, el caso de las empresas tiene un matiz muy diferenciador. A ellas, se les permite primero ingresar y luego gastar para en el caso  de que quede algo, entonces pagar impuestos sobre el beneficio obtenido. Es decir a ellas si se les  tiene en cuenta y se les permite deducir los gastos que puedan tener.

¿Se imagina que a usted le permitieran deducir todos sus gastos en la renta?

Las estadísticas hablan por si solas. El ciudadano común, paga una media de cinco veces más impuestos que las grandes empresas y multinacionales. Y es que desde el punto de vista fiscal, las rentas del trabajo son las que gozan de mayor penalización.

Si, si, como lo oye. En nuestra sociedad, específicamente en el IRPF, una persona con los mismos ingresos anuales puede llegar a pagar hasta el doble de impuestos si es un trabajador (rentas del trabajo), o si esa persona esta recibiendo esos ingresos gracias a  sus inversiones (rentas del ahorro).

Aquí puede echar un vistazo a los tramos y tipos vigentes actualmente para las rentas del trabajo y las rentas del ahorro respectivamente:

Desde

Hasta

%

0€

2.450€

19%

2.450€

20.200€

24%

20.200€

35.200€

30%

35.200€

60.000€

37%

60.000€ en adelante


45%

Desde

Hasta

%

0€

6.000€

19%

6.000€

50.000€

21%

50.000€ en adelante


23%

Como puede verse en la tabla, existe una diferencia atroz. Los impuestos están hechos por y para la gente con dinero. Otra razón más para apostar por el ahorro y la inversión, ya que ello nos permitirá que hacienda se nos lleve menos trozo del nuestro pastel.

Tributación de las inversiones

Por hacer un pequeño resumen, en el IRPF existen principalmente 6 tipos de rendimientos: 

  • Rendimiento del trabajo: nóminas, pensiones etc.
  • Rendimientos actividades económicas: beneficios de los autónomos
  • Rendimientos de capital inmobiliario: Por el arrendamiento de inmuebles
  • Rentas Imputadas
  • Rendimientos de capital mobiliario: Como son los intereses de cuentas de ahorro, plazos fijos, bonos y prestamos.
  • Ganancias y perdidas patrimoniales: Procedente de la venta de activos financieros como acciones, ETFs, etc.

Estos rendimientos se agrupan entre si para formar dos bases diferenciadas, la base imponible general y la base imponible del ahorro. Cada una de ellas con sus propios tramos y porcentajes a pagar.

La base imponible general, la conforman los cuatro primeros rendimientos y tributan según la primera tabla que hemos visto en el apartado anterior, yendo los tipos del 19 al 45%. Son sin duda las rentas que mas impuestos pagan y donde se encuentran nuestros salarios.

La base imponible del ahorro, la conforman los otros dos grupos restantes, es decir sería en aquí donde tributarán los rendimientos de nuestras inversiones. La tipos y tramos correspondientes serían los de la segunda tabla del apartado anterior, los cuales van del 19 al 23%.

Pero no se alarme, gracias a que nuestra filosofía es la de la inversión sensata a largo plazo, sólo pagaremos impuestos cuando hagamos líquidas (vendamos) nuestras inversiones, cosa que haremos pero en un futuro. De esta manera, no estaremos pagando impuestos que mermen la rentabilidad de nuestra inversión y podremos aprovechar de manera más eficiente el efecto del interés compuesto.

En próximos artículos iremos viendo como tributa cada activo de inversión de manera particular, sus peculiaridades y cuales son los mas adecuados para evitar pagar impuestos excesivos que se coman la rentabilidad de nuestra inversión.

¿Que te ha parecido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

¿Quieres más artículos sobre inversión y educación financiera? ¡Echa un ojo a nuestro blog!

5 consejos para pagar menos impuestos antes de que acabe el año
En este mundo sólo hay dos cosas seguras; La primera es la muerte y la segunda pagar impuestos. - "Benjamin[...]
APRENDE A INVERTIR Y DEJA QUE TU DINERO TRABAJE PARA TI: Opinión sobre uno de los mejores cursos para aprender a invertir de toda la red
¿Cómo conocí el curso "Aprende a invertir y deja que tu dinero trabaje para ti"?Antes de nada, me gustaría comentar[...]
LOS 7 PECADOS CAPITALES A EVITAR SI ESTAS COMENZANDO A INVERTIR: Que no te pase a ti
Invertir puede no ser una tarea sencilla. Si, además, estás dando tus primeros pasos en el mundillo la cosa se[...]
LA MAGIA DE EL INTERÉS COMPUESTO y por qué saber cómo funciona puede ahorrarte mucho dinero
¿Has oído hablar miles de veces del interés compuesto pero es uno de esos conceptos que todavía no terminas de[...]
LOS IMPUESTOS DE LA INVERSIÓN: Un aspecto clave que debemos recortar al máximo
La fiscalidad y los impuestos no son un tema baladí y suponen una enorme carga, muchas veces desconocida para la[...]
Y TÚ, ¿VIVES PARA TRABAJAR O TRABAJAS PARA VIVIR?: La carrera de la rata, el primer paso es darse cuenta
Somos humanos y como tales, nos gusta juntarnos, formar grupos, socializar entre nosotros y sentirnos importantes dentro de él. Todos[...]
Opt In Image
¿Y tú, aún trabajas para tu dinero? ¡Haz que tu dinero trabaje para ti!
La guía de 3 pasos para hacer crecer tu dinero mes a mes
  • ¿Porqué llevas años trabajando sin ver que tus ahorros crezcan con el tiempo?
  • Aprende a controlar de verdad tus finanzas, de una manera simple pero efectiva.
  • Los 3 pasos imprescindibles para poner a trabajar tu dinero desde ya.

About the Author Víctor J.

Asesor Financiero Independiente (EFA). Mi pasión son las Finanzas, la inversión y el desarrollo personal. Trato de ayudar a personas normales, como tú o como yo, a responsabilizarse de sus vidas financieras, enseñando cómo gestionar el dinero que tanto cuesta ganar y ponerlo a trabajar correctamente, con el fin de conseguir la libertad financiera

follow me on:

Leave a Comment:

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar