INVERTIR CORRECTAMENTE NO TIENE PORQUE SER DIFÍCIL: Aprende a invertir bien, de forma sencilla y al alcance de todo el mundo

Aprende a invertir


La inversión de tu dinero se podría comparar con tener un jardín o un huerto. Se trata simplemente de sembrar e ir cuidando y nutriendo nuestra cosecha a lo largo del tiempo, para así poder disfrutar de los frutos que está dé en un futuro.

Se trata primeramente de ir transformando nuestras pequeñas rentas (ahorros) en un patrimonio (inversión), patrimonio que en un futuro volveremos a transformar en rentas en un futuro para poder disfrutarlo.

Pero para poder empezar a sembrar nuestro pequeño-gran huerto (digo pequeño porque al comenzar nos parecerá algo insignificante, idea que cambiaremos sin duda en el futuro), necesitamos comprar "las semillas" que plantar, las cuales con el debido cuidado y tiempo, se transformarán en ese gran huerto con el que poder auto-abastecernos.

Estas "semillas" no son otra cosa que nuestros pequeños AHORROS.

"Todo consiste en gastar menos de lo que se ingresa , invertir lo ahorrado, y evitar las deudas. Fácil."  (J.L. Collins)

No te olvides de seguirnos en las redes!!

El ahorro, la base de la inversión

Todo el mundo conoce la necesidad de ahorrar, pero muy pocos en nuestros tiempos ahorran realmente. Y es que, hay que reconocer que ahorrar no es fácil en nuestros días. Vivimos en la era del consumismo y el Carpe Diem, donde a cada instante, estemos donde estemos, nos atacan con publicidad creándonos necesidades infinitas que nunca llegaremos a cubrir.

Y es que hoy en día parece que ahorrar es de "carcas", de rácanos y agarrados. Sin embargo sin ahorro es imposible mejorar nuestra finanzas personales, el ahorro es el combustible de la inversión.

Los españoles estamos a la cola en cuanto a cultura financiera y ahorro se refiere. Como se aprecia en el gráfico, nuestra tasa de ahorro es del 6% del total de nuestros ingresos, dato que contrasta con el 12% de media en Europa, dato aún superior en los países nórdicos, donde la educación financiera es mucho mayor que en España. Por si fuera poco, los estudios también muestran que sólo 3 de cada 10 personas consiguen ahorrar alguna cantidad en nuestro país e incrementar sus arcas.

Es decir, no sólo somos muy poquitos (menos de la mitad) los que conseguimos ahorrar, sino que además, ahorramos mucho menos que nuestros convecinos Europeos. Dato preocupante y poco alentador en mi opinión.

Media de ahorro de los españoles

Media de ahorro de los españoles

¿Pero entonces, cuanto deberíamos ahorrar y como hacerlo?

El ahorro al igual que la inversión, hay que adecuarlo a cada circunstancia personal propia y a los objetivos que definamos para ese ahorro e inversión, de cualquier manera, creo que deberíamos tomar como referencia la media de nuestros vecinos europeos, en especial los países nórdicos. Todo el mundo debería ahorrar el 10% de lo que ingrese como mínimo. 

Ahorrar un 10%de nuestros ingresos, no es nada descabellado. Todo el mundo debería ser capaz de ahorrar esa cantidad como mínimo y si piensas que es esto es tarea imposible, sólo tienes que pensar en como vivían antaño nuestros padres y compararlo con nuestro nivel de vida actual.

En el ahorro solo existe una única regla; gastar menos de lo que se ingresa!!

Para aumentar nuestra capacidad de ahorro existen dos variables, aumentar nuestros ingresos o disminuir nuestros gastos. Es cierto que apenas tenemos control por el lado de los ingresos, es muy complicado aumentarlos, pero aun así deberíamos tratar de hacerlo en la medida de lo posible.

Lo que si podemos controlar es el lado de los gastos. Cuantificar, controlar y presupuestar nuestros gastos nos ayudará a mantener un orden, a no desviarnos de nuestro camino y sobre todo a que los gastos no nos controlen a nosotros. No se trata de vivir como monjas de clausura, sino de ahorrar e invertir una parte y seguir disfrutando de todo lo demás.

Una buena forma de empezar es anotar todos tus gastos diarios durante uno o dos meses y analizar después donde se va el dinero que tanto sudor y tiempo cuesta ganar. Todo el mundo suele saber los ingresos que tiene al céntimo, pero créeme que muy pocos saben realmente lo que gastan y lo que es más importante, en que se lo gastan.

Y es que solemos gastar mucho dinero en cosas que realmente no nos aportan valor alguno. Para ello, existen multitud de aplicaciones para móviles realmente simples y fáciles de usar como "Monefy", incluso elaboradísimos programas de ordenador con todo lo necesario y más, pero una simple hoja Excel es más que suficiente.

págate a ti mismo primero


cómo ahorrar de forma efectiva


Como en todo, la mayoría de las veces lo simple suele funcionar muy bien y el mundo de las finanzas no es una excepción aunque lo pueda parecer. Por mi experiencia, la manera más efectiva que conozco para conseguir ahorrar, es a la vez una de las más sencillas. 

El truco está en pagarse a uno mismo antes que al resto. Y no como solemos pensar, en ahorrar lo que sobre a fin de mes (si queda algo), cosa que no sucede nunca, como ya habrás podido comprobar.

Me explico; en cuanto cobres tu nómina u obtengas cualquier ingreso, separa el 10% de tus ingresos (% recomendado por los expertos) y mételos a una cuenta diferente, separada de tu cuenta corriente habitual. Es más,  tienes que considerar el ahorro como un gasto más cada mes, como la luz, el alquiler, la hipoteca o el teléfono.

Hoy en día, esto es muy fácil de hacer. Casi todos los bancos tienen la opción de programar transferencias periódicas a otras cuentas en cuanto cobras tu nómina, lo cual lo hace aún más efectivo, ya que una vez programada se realiza de manera automática, sin que tengas ni siquiera que pensar en ello.

Pagarse a uno mismo de forma automática y tener tus ahorros separado de tu cuenta corriente principal es fundamental, ya que de esta manera separarás realmente tu ahorro (el cual luego pondrás a trabajar) del resto de tu dinero para el día a día. En un par de meses te habrás acostumbrado y estarás ahorrando de manera natural y sin darte cuenta todos los meses.

Una vez visto como ahorrar y con nuestras semillas listas, es hora de aprender a sembrarlas!!

Antes de continuar, si no lo has hecho ya, te aconsejaría primeramente visitar la sección Educación Financiera, para poder comprender correctamente todos los conceptos que veremos de ahora en adelante:

La inversión no es como nos la han contado

Cuando uno se acerca por primera vez al mundo de la inversión, en concreto de la inversión en bolsa, se tiene una visión muy sesgada e irreal de como funciona este mundo.

Por ello, antes de nada, creo que es conveniente empezar dando una adecuada definición de lo que yo llamo inversión, para que sepamos diferenciar entre lo que es invertir y especular o apostar su dinero. Términos que hoy en día están muy de moda y aunque se parecen, son cosas muy diferentes:

"Una operación de inversión es aquella que, tras un análisis exhaustivo, promete seguridad para el principal y un adecuado rendimiento. Las inversiones que no satisfacen estos requisitos son especulativas". (Benjamin Graham - El inversor Inteligente).

Como bien expone este genio de la inversión, las cualidades para que una inversión sea apodada como tal, son tres:

  1. Haber sido analizada exhaustivamente. Dicho análisis nos permitirá poder comprender donde vamos a invertir nuestro dinero, conociendo las características y los riesgos asociados a dicha inversión.
  2. Prometer seguridad de la cantidad aportada.  Esto quiere decir que aunque el futuro es una absoluta incógnita para todo el mundo sin excepción, aunque los medios, políticos, analistas y gurús de turno se empeñen en hacernos creer que no es así, el activo invertido debe garantizar las cantidades aportadas. Si no es así no estas invirtiendo, sino simplemente especulando.
  3. Debe dar un adecuado rendimiento. Y la palabra adecuada, no está ahí por casualidad. En el mundo de las finanzas, nadie da duros por pesetas. A mayor rentabilidad, mayor riesgo, es una ley financiera, no hay discusión. La inversión nos debe aportar una rentabilidad lógica y adecuada con el nivel de riesgo que asumamos, ni mas ni menos. Promesas de rentabilidades muy por encima de la del mercado con riesgo mínimo, se tratan de estafas, no de inversiones.
  4. Por último, yo añadiría una última cualidad para nuestra inversión. El plazo de la operación deber ser lo suficientemente largo para conseguir garantizar el capital y el rendimiento, dejando así que el dinero pueda trabajar en nuestro beneficio. La inversión a largo plazo es la más eficiente y segura que existe y debemos respetar por tanto esta regla para que nuestra inversión de los frutos prometidos.
una buena inversión


Tener este concepto claro es fundamental a la hora de poner a trabajar a nuestro dinero. Esto es debido a que hoy en día, el termino especulación se asocia con el de inversión. Los medios de comunicación se han encargado muy bien de ello, en especial el cine, la televisión, la prensa y sobre todo Internet. Todos ellos han contribuido a que tengamos una concepción muy sesgada y equivocada de lo que es la inversión en bolsa y en los mercados financieros.

Nos bombardean constantemente con la evolución diaria de la bolsa, la prima de riesgo, con anuncios de trading que prometen rentabilidades imposibles en un abrir y cerrar de ojos, Bitcoins, productos financieros "seguros" complejos e indescifrables y un largo etcétera, que hace que la inversión sea considerada como algo peligroso, arriesgado y sólo al alcance de unos pocos.

Nada más lejos de la realidad, la inversión (no la especulación) no es sólo necesaria e imprescindible en nuestros días debido al deplorable estado de las pensiones, sino que además no hace falta ser un Nobel en finanzas, ni complicarnos mucho la vida, para invertir de una manera eficiente y más rentable que la de la mayoría de los inversores y profesionales.

Los pilares de toda inversión: Rentabilidad & Riesgo

Una vez aclarado lo que es invertir, es hora de exponer la verdadera esencia intrínseca a toda inversión, sea del tipo que sea. Este concepto es fundamental comprenderlo y tenerlo claro, ya que en él se sustenta realmente todo inversión. 

Da igual todas las películas que nos quieran contar sobre un producto de inversión o si invertir en acciones de Apple o en Bonos del estado. Al final, todo se reduce a valorar que rentabilidad esperas de esa inversión y que riesgo estas dispuesto a correr para obtenerla, esa es la clave. Y es que amigo mío en el mundo de las finanzas y la inversión hay una máxima fundamenta que debes marcarte a fuego:

Rentabilidad y Riesgo son las dos caras de una misma moneda. No existe Rentabilidad sin Riesgo, a mayor Rentabilidad mayor Riesgo. No hay más!!

Realmente los pilares fundamentales son tres, por lo que más que una pareja, se podría considerar un trió;.

  • Rentabilidad: Son los beneficios que esperamos o hemos obtenido de una determinada inversión. Lógicamente cuanto mayor rentabilidad mejor
  • Riesgo: Es la posibilidad de que no obtengamos la rentabilidad esperada por la inversión. Posibles fluctuaciones de la rentabilidad esperada.
  • Liquidez: Capacidad de transformar cualquier activo en dinero líquido de manera rápida. Es otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de invertir, ya que de poco serviría si una inversión es muy rentable, pero luego no la podemos hacer líquida para disfrutarla. Ej. La venta de una casa

La relación es sencilla, al igual que a mayor Rentabilidad mayor Riesgo, a menor Liquidez, menor Rentabilidad.

Los tres pilares de la inversión

Los tres pilares de la inversión

En este mundo nadie da duros por pesetas, eso es así. Lo que quiero que quede claro con esto, es que si tu vecino o tu cuñado esta invirtiendo y esta obteniendo una rentabilidad muy superior a la tuya, a la fuerza su operación tiene que ser mucho mas arriesgada que la tuya. 

Sin Riesgo no hay Rentabilidad

Esto es lógico, ya que las operaciones que tengan un mayor riesgo, tienen que ser compensadas con una mayor rentabilidad para compensarlo y que la gente se decida a invertir en ellas. Es por eso por lo que la renta fija (depósitos, cuentas de ahorro, letras, bonos y obligaciones) al tener menor Riesgo que la renta variable (acciones), tiene a su vez una menor Rentabilidad que esta.

Por ende, el dinero en efectivo, al no tener Riesgo alguno y tener Liquidez absoluta, no goza de rentabilidad alguna.

Dicho todo esto, si tenemos un perfil conservador, buscaremos mayores inversiones en activos más seguros como la renta fija, obteniendo por ello menor rentabilidad y si nuestro perfil es más dinámico, buscaremos mayores exposiciones en renta variable, con la cual correremos mayores riesgos, pero con rentabilidades a su vez mayores.

Lo bueno, es que como veremos más adelante, gran parte de ese riesgo lo podemos eliminar diversificando entre diferentes activos. La clave esta en hallar la combinación de Rentabilidad - Riesgo adecuada para cada uno de nosotros. Más adelante veremos como calcular la Rentabilidad y el Riesgo de cada inversión.

Nuestro objetivo como inversores es asumir riesgos inteligentes según nuestro perfil y obtener una rentabilidad adecuada por ellos.

De hecho, el mayor riesgo es no arriesgarse. La inflación (subida continuada de los precios - IPC), hace que año tras año, nuestro poder adquisitivo vaya mermando y que nuestro dinero valga menos con el paso del tiempo. Tener todos nuestros ahorro en la cuenta del banco o debajo del colchón, es la forma mas segura pero de empobrecerse. Es por eso que la inversión hoy en día ya no es una opción, sino una obligación.

Ahora que ya conocemos que es invertir y las características intrínsecas de todo activo de inversión, pasemos a la siguiente gran pregunta.

¿Donde invertir mi dinero?

La respuesta a esta pregunta no es fácil, ya que puede ser tan extensa que daría para un sin fin de artículos. De hecho iremos viendo y examinando los distintos tipos de activos financieros y sus características más adelante. 

Por ello, lo que voy a tratar de mostrar a continuación, es un resumen de los diferentes activos donde podemos invertir nuestro dinero, agrupándolos en 3 grandes grupos desde el punto de vista del inversor a largo plazo:

  • Primer grupo: Son inversiones bastantes seguras, cuya rentabilidad suele ser similar a la inflación (IPC) y que por lo tanto, sirven realmente para mantener el poder adquisitivo en términos reales. Es decir la rentabilidad es próxima a 0% una vez descontada la inflación. En este primer grupo encontramos a los depósitos y plazos fijos, letras del tesoro, bonos y obligaciones y renta fija en general. 
  • Segundo grupo: Se trata de inversiones que a cambio de mayores riesgos, ofrecen rentabilidades superiores en el largo plazo. Aquí encontraríamos la denominada renta variable; participaciones y acciones en empresas cotizadas (bolsa) o no. La inversión en inmuebles, estaría a caballo entre el primer grupo y este, debido a que su rentabilidad y riesgo es superior a los bonos y obligaciones, rentabilidad que suele ser inferior a la de las acciones en el largo plazo.
  • Tercer grupo: Inversiones que a pesar de tener grandes riesgos, no gozan de garantía alguna de mantener el poder adquisitivo de nuestra inversión. Aquí se agrupan gran cantidad de activos desde oro y materias primas, hasta obras de arte y antigüedades.

En el gráfico podemos apreciar de una manera sencilla, la combinación entre rentabilidad y riesgo de cada tipo de activo:

Relación rentabilidad - riesgo de los distintos activos financieros

Relación rentabilidad - riesgo de los distintos activos financieros

Una vez conocidos los distintos grupos, de lo que se trata es de decidir que % invertir en cada uno de ellos, según las circunstancias personales de cada inversor y de su perfil de riesgo. Realmente basta con decidir la proporción a destinar entre los dos primeros grupos, pues su combinación nos proporcionará la diversificación necesaria y posibilidades de rentabilidad-riesgo suficientes como para no necesitar al tercer grupo, ya que este último realmente no aporta valor adicional real alguno a nuestra inversión. 

La proporción a invertir en cada grupo de activos, específicamente entre Renta Fija y Reta Variable, se debe realizar en función del perfil de riesgo de cada persona en particular (todos tenemos nuestro propio perfil de riesgo), en función de la situación personal, horizonte temporal, sentirnos cómodos con la inversión, etc.

Esto es lo que se conoce como Asignación de activos (Asset Allocation) y es la parte más importante de la planificación financiera, ya que aporta más del 90% de la rentabilidad en el largo plazo. Por lo tanto, este reparto es fundamental a la hora de invertir correctamente. Pero no se asuste aunque esto le suene un poco a chino, veremos como determinar su perfil de riesgo y como hacer la distribución de manera adecuada y sencilla.

El siguiente paso; dentro de cada grupo, ¿en que activos invertir?

Una vez que hayamos decidido la combinación Rentabilidad - Riesgo con la que nos sintamos cómodos según nuestro perfil, entre los dos primeros grupos anteriores. Tendremos nuestra hoja de ruta a seguir para realizar nuestra inversión. 

Ahora toca decidir los activos y productos específicos para llevar a cabo la inversión programada. Existen infinitas posibilidades donde elegir, millones de acciones de diferentes empresas, obligaciones públicas y privadas, depósitos de mil tipos y emisores distintos, etc. Tarea imposible de analizar y decidir para el inversor no profesional, pues ni se tiene el tiempo, ni los conocimientos necesarios. 

invertir en todo el mundo


No se trata de conocerlo todo, lo cual es imposible pues nunca acabaríamos. Así que mi respuesta a la pregunta, "qúe comprar", es sencilla;

Sino sabes que comprar, cómpralo TODO: compra el índice.

Para el inversor medio, la clave esta en la simplicidad. No se trata de elegir una acción o un producto en concreto, sino que vamos a invertir en el mundo entero.

Si, ha oído bien, en el Mundo Entero a la vez.

El futuro es algo desconocido e impredecible. Nadie sabe que empresa, ni que acción va a ser la próxima Apple o Facebook. Esta claro que si lo supiéramos, sería pan comido, invertiríamos todo en el activo más prometedor y todo sería coser y cantar. Pero como vivimos en el mundo real, por mucho que se empeñen los medios de comunicación, analistas y gurús de turno con sus previsiones, nadie sabe lo que va a ocurrir, aunque en el mundo de la inversión la industria aparente saberlo y nos bombardeen con ello.

"La gente subestima la importancia de unas pocas buenas ideas simples. La lección es que unas pocas buenas ideas simples realmente funcionan". (Charlie Munger)

Lo que si sabemos es que vivimos en un mundo globalizado, donde con el paso de los años hemos ido creciendo y desarrollándonos constantemente. Sólo hay que pensar en la calidad de vida que tenían nuestros padres y abuelos y compararla con la actual. Además parece razonable que esto seguirá siendo así, las perspectivas son más que favorables, incluso en mayor proporción que hasta ahora. El mundo ha ido creciendo a un ritmo de casi un 10% anual, por lo que si invertimos en él, parece lógico esperar que nuestra inversión crezca cerca de ese 10% de rentabilidad.

Por ello se puede afirmar que invertir en el mundo entero, es una forma sensata de invertir, que nos permite además beneficiarnos de dos ventajas muy importantes:

  1. No tener que adivinar, ni elegir cual será la nueva Apple, cosa imposible como hemos comentado. De hecho al invertir en todo el mundo a la vez, parte de nuestra  inversión estará depositada en estas empresas que son las que marcan el desarrollo hacia el futuro. En parte serás dueño de ellas.
  2. Diversificar nuestra inversión. Diversificar no es otra cosa que seguir el dicho de no poner todos los huevos en la misma cesta. De esta manera no dependeremos de lo que haga un sólo activo, producto, país o incluso región, si se ponen las cosas complicadas en estos, ya que estaremos invertidos en todos los países y regiones del mundo. Nuestra inversión tendrá un comportamiento similar al desarrollo del mundo, unas veces una parte del mundo irá peor y entrará en recesión, pero se compensará con otros países y regiones que estén en plena expansión y crecimiento.

Todos los activos y mercados, experimentan épocas de bonanzas y épocas de crisis. Por ello la diversificación entre distintos activos y mercados permite beneficiarnos de rendimientos regulares a largo plazo con un riesgo moderado. De esta forma, invirtiendo en renta fija y renta variable a nivel mundial, eliminaremos gran parte del riesgo específico de nuestra inversión para así poder estar mas tranquilos y seguros de lo que hacemos.

Hoy en día esto es posible gracias a la inversión sobre indices que replican el comportamiento de las bolsas y mercados de todas las regiones del mundo entero, la llamada inversión pasiva. Para ello, los ETFs (Fondos cotizados) y Fondos de inversión indexados, a pesar de su desconocimiento y escasa comercialización en nuestro país, son sin duda el vehículo idóneo para invertir y diversificar, debido a su eficiencia y diminutos costes.

Esta manera de invertir ha sido más que demostrada y fundamentada por infinidad de estudios a lo largo de la historia. De hecho, es tal su simplicidad y efectividad, que hasta el mismísimo Warren Buffet, considerado el mejor inversor de la historia y una de las personas mas ricas del mundo, es un aférrimo defensor de la indexación como la forma idónea de invertir para la gran mayoría de los inversores no profesionales;

Esta es sin duda la forma demostrada, mas sensata, sencilla y efectiva de poner nuestro dinero a trabajar y construir nuestro patrimonio. Y lo mejor de todo es que está al alcance de cualquier persona y bolsillo. Osea que veamos como aprovecharlo y llevarlo a la práctica, ¿te parece?.

Luces, cámaras... Inversión!!​​

¿Que te ha parecido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Aquí tienes los principales artículos para aprender invertir. Y si aun quieres mas, ¡echa un ojo a nuestro blog!

5 consejos para pagar menos impuestos antes de que acabe el año
En este mundo sólo hay dos cosas seguras; La primera es la muerte y la segunda pagar impuestos. - "Benjamin[...]
APRENDE A INVERTIR Y DEJA QUE TU DINERO TRABAJE PARA TI: Opinión sobre uno de los mejores cursos para aprender a invertir de toda la red
¿Cómo conocí el curso "Aprende a invertir y deja que tu dinero trabaje para ti"?Antes de nada, me gustaría comentar[...]
LOS 7 PECADOS CAPITALES A EVITAR SI ESTAS COMENZANDO A INVERTIR: Que no te pase a ti
Invertir puede no ser una tarea sencilla. Si, además, estás dando tus primeros pasos en el mundillo la cosa se[...]
LOS IMPUESTOS DE LA INVERSIÓN: Un aspecto clave que debemos recortar al máximo
La fiscalidad y los impuestos no son un tema baladí y suponen una enorme carga, muchas veces desconocida para la[...]
LOS TRES PRINCIPIOS IMPRESCINDIBLES de toda inversión de éxito
La inversión en los mercados financieros, puede llegar a ser algo realmente arriesgado y peligroso cuando se lleva a cabo[...]
Opt In Image
¿Y tú, aún trabajas para tu dinero? ¡Haz que tu dinero trabaje para ti!
La guía de 3 pasos para hacer crecer tu dinero mes a mes
  • ¿Porqué llevas años trabajando sin ver que tus ahorros crezcan con el tiempo?
  • Aprende a controlar de verdad tus finanzas, de una manera simple pero efectiva.
  • Los 3 pasos imprescindibles para poner a trabajar tu dinero desde ya.