Errores capitales a la hora de comenzar invertir

LOS 7 PECADOS CAPITALES A EVITAR SI ESTAS COMENZANDO A INVERTIR: Que no te pase a ti

Invertir puede no ser una tarea sencilla. Si, además, estás dando tus primeros pasos en el mundillo la cosa se complica más aún. Lo sé, todos hemos sido novatos en algún momento.

Tan importante es saber lo que hay que hacer como lo que no, por eso quiero poner mi experiencia a tu servicio, para enseñarte 7 malas prácticas que debes evitar a toda costa si estás empenzando a invertir. 

Es importante conocer las reglas del juego de la inversión, pero te recomiendo que no las aprendas por las malas.

Así que ya sabes, lee y aprende de los errores de los demás. Los experimentos, ¡con gaseosa!

No te olvides de seguirnos en las redes!!

1. No conocer tu perfil de inversor

El arte de la guerra es un libro muy famoso (muy recomendable, si aun no lo has leído, pincha aquí) usado en economía y marketing a consecuencia de las enseñanzas que Sun TZu nos transmitió hace más de 2.000 años.

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. - Sun TZu (El arte de la guerra).

En economía, al igual que en la guerra, debemos conocer a nuestros enemigos, pero todavía más a nosotros mismos. Conocer tu nivel de aversión al riesgo y saber cuál es tu perfil de inversor (conservador, moderado o agresivo) te ayudará a tomar mejores decisiones.

No solo eso, actuarás con más tranquilidad y serás capaz de responder a imprevistos con serenidad y objetividad. Bueno, y también dormirás mejor por las noches 🙂

2. Poca planificación de tus inversiones

Seguro que has escuchado hablar de alguien que invierte según sople el viento, sin pensar o fiándose de la intuición y le va genial. Puede ser cierto, pero te aseguramos que es una excepción. Siempre estarás expuesto a circunstancias imprevistas. Una buena planificación puede ser tu salvavidas.

La mayor diferencia entre un gran inversor y el resto, es que los primeros saben lo que hacen y porque lo hacen; tienen un plan.

TIP: Si te apoyas en la ayuda y consejo de profesionales cualificados para planificar tus inversiones, todavía mejor. Contar con un buen asesor financiero independiente (EFA) y no me refiero a "tu amigo" el banquero de turno, puede suponer el cambio definitivo en la manera de enfocar tu vida financiera y tus inversiones.

Al fin y al cabo, si vamos al médico cuando nos encontramos mal o tenemos problemas de salud, ¿porqué no acudir a un asesor financiero para paliar nuestros problemas con el dinero? Piénsalo!

¿Quieres un curso completo para aprender a invertir?

Conoce mi opinión y deja que tu dinero trabaje para ti

3. No estar encima de tu cartera

¿Te acuerdas de aquel anuncio que decía que la potencia sin control no sirve de nada? Aplícalo en tus inversiones.

Vale más tener una cartera reducida pero bien controlada, que tener mucho y no entender lo que se tiene.

El mercado evoluciona rápidamente y debes estar preparado para cualquier contingencia. Revisar de vez en cuando (mínimo anualmente) el estado de las inversiones te permitirá conocer la situación y actuar en caso de contratiempo.

Hacer un re-balanceo de forma anual, no sólo es necesario, sino también beneficioso. Esto permitirá reajustar los diferentes activos de tu cartera (acciones, renta fija, etc), a los valores objetivos marcados previamente en tu plan de inversión personal (asignación de activos) y conseguir arañar pequeños extras de rentabilidad.

Los buenos inversores, son personas disciplinadas y constantes y tienen muy claro lo que hacen y por qué lo hacen. El re-balanceo anual, debería ser siempre una de tus tareas fundamentales como inversor.

Pero mucho ojo con esto. Sigue leyendo porque en el siguiente punto podrías caer en el efecto contrario.

4. Querer controlarlo todo, todo y todo

Muchos inversores matarían por tener una bola de cristal para ver su futuro inversor. Viven en una constante preocupación por lo que pueda pasar, cuando es imposible tener todas tus inversiones 100% bajo control.

El mercado es totalmente impredecible, al menos a corto plazo.

El futuro es impredecible y ni tú, ni nadie, sabe lo que va a pasar en los próximos meses o años. Asume que tú puedes planear algo y encontrarte con que el mercado está yendo en otra dirección.

Toda inversión tiene su riesgo y esto es algo que deberías tener claro antes de invertir. Pero la volatilidad no es mala, siempre que la tengamos controlada y aporte consigo mayores rentabilidades en un futuro.

Un inversor experto entiende que no puede controlar cada situación, tiene un buen plan de inversión marcado por unos objetivos y actúa en consecuencia. Aplica esa manera de proceder y te aseguro que tendrás éxito cómo inversor.

5. Querer ganar el último euro

Hay una regla no escrita en el mundo de las inversiones:

“Deja que el último duro se lo lleve otro”

Un exceso de ambición es, en la mayoría de los casos, sinónimo de menores beneficios, o, en el peor de los casos, de hostia estrepitosa. Pasó con la burbuja inmobiliaria, ha pasado con las criptomonedas y seguirá pasando en el futuro y no tardando mucho.

No seas tú uno de los afectados. Invierte a largo plazo y olvídate de las borracheras y resacas de los mercados.

A la hora de invertir, es tan importante o incluso más, saber controlar nuestras emociones (especialmente la euforia y el pánico) y regirnos al plan de inversión con decisión, que los conocimientos técnicos que podamos tener.

Recuerda: somos inversores a largo plazo y nadie tiene una bola de cristal, deja que el último euro se lo lleve otro.

6. Ser impaciente

¿Cuántas veces has oído eso de que las prisas son malas consejeras?

Una inversión se parece al cuidado de una planta, cuanto más a largo plazo pienses, más posibilidades tienes de conseguir una buena cosecha.

Ya sabes que debes controlar el estado de tus inversiones y hacer re-balanceos y ajustes al menos anualmente, pero eso no significa que mires el móvil cada dos minutos para ver qué sube y qué baja.

No se trata de estar constantemente viendo como se comporta tu cartera de inversión, o preocupándote de cómo lo habrá hecho el mercado. Eso sólo te aportará frustración, estrés e insomnio por las noches.

Recuerda, piensa en el futuro y también en el presente, pero sin pasarte. Eso sí, ten preparado un buen seguro de emergencia. Lo verás mejor en el siguiente apartado.

7. No contar con un plan de contingencia

Invertir implica riesgo, debes estar preparado y tener un back-up o un seguro para lidiar con lo que sea. Si no tienes las espaldas cubiertas cuando vengan mal dadas, tu proyecto inversor hará agua por todos lados.

Pero, ¿cómo cubrirte de las caídas, si has seguido todos los pasos (planificación, revisión y control) que te recomiendo?

Los buenos inversores no se la juegan, ¡diversifican!

Lo primero de todo es no poner todos los huevos en la misma cesta, es decir, no invertir todo nuestro capital en un solo producto. De esta manera, si alguna de nuestras inversiones cae, no lo hará toda nuestra cartera y cubriremos esas caídas, con posibles subidas de otros activos de nuestra cartera de inversión.

De ti y de tu perfil inversor dependerá calcular las cantidades en cada activo, los riesgos y los plazos de cada inversión. Quédate con esta palabra porque da para escribir un libro: diversificación.

Y para terminar, un último error fundamental que muchos inversores suelen cometer y que pueden lastrar rápidamente el tiempo, el esfuerzo y los resultados de cualquier gran inversión:

8. Mezclar ahorros e inversión

Vamos a terminar con una pequeña llamada a la cordura inversora. Sobre todo si tu estrategia de inversión va a incluir riesgos. Llama a las cosas por su nombre y obra en consecuencia:

 Si tienes un dinero ahorrado que vas a necesitar para vivir, ¡no lo inviertas!

A las personas que comienzan en el mundillo de la inversión, se les suele dar este consejo “invierte solo lo que estés dispuesto a perder”. Seguir esa máxima en tus inicios evitará que entres en pánico cuando ves tus ahorros en una gráfica descendente y te permitirá ir adquiriendo la experiencia necesaria.

Y un consejo adicional antes de lanzarte a invertir: separa un colchón para imprevistos de entre 3 y 6 meses de tus gastos mensuales. Esto hará que no dependas de tus inversiones cuando pueda llegar algún gasto excepcional y podrás separar tu ahorro de tus inversiones de forma eficiente.

He visto casos de gente que metía los ahorros de toda su vida en productos con riesgos altísimos. Puede ser por desinformación o por avaricia, pero el daño puede ser muy grande. Para evitarlo, separa el dinero que puedas permitirte invertir, sin que eso suponga trastornar tu nivel de vida.

Ahora que ya conoces algunos de los fallos más típicos que suelen cometer los inversores principiantes, grábalos a fuego en tu mente y no dejes que te pase lo mismo. Cometerás otros muchos, ¡pero que al menos no sean estos!

¿Que te ha parecido este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

¿Quieres más artículos sobre inversión y educación financiera? ¡Echa un ojo a nuestro blog!

5 consejos para pagar menos impuestos antes de que acabe el año
En este mundo sólo hay dos cosas seguras; La primera es la muerte y la segunda pagar impuestos. - "Benjamin[...]
APRENDE A INVERTIR Y DEJA QUE TU DINERO TRABAJE PARA TI: Opinión sobre uno de los mejores cursos para aprender a invertir de toda la red
¿Cómo conocí el curso "Aprende a invertir y deja que tu dinero trabaje para ti"?Antes de nada, me gustaría comentar[...]
LOS 7 PECADOS CAPITALES A EVITAR SI ESTAS COMENZANDO A INVERTIR: Que no te pase a ti
Invertir puede no ser una tarea sencilla. Si, además, estás dando tus primeros pasos en el mundillo la cosa se[...]
LA MAGIA DE EL INTERÉS COMPUESTO y por qué saber cómo funciona puede ahorrarte mucho dinero
¿Has oído hablar miles de veces del interés compuesto pero es uno de esos conceptos que todavía no terminas de[...]
LOS IMPUESTOS DE LA INVERSIÓN: Un aspecto clave que debemos recortar al máximo
La fiscalidad y los impuestos no son un tema baladí y suponen una enorme carga, muchas veces desconocida para la[...]
Y TÚ, ¿VIVES PARA TRABAJAR O TRABAJAS PARA VIVIR?: La carrera de la rata, el primer paso es darse cuenta
Somos humanos y como tales, nos gusta juntarnos, formar grupos, socializar entre nosotros y sentirnos importantes dentro de él. Todos[...]
Opt In Image
¿Y tú, aún trabajas para tu dinero? ¡Haz que tu dinero trabaje para ti!
La guía de 3 pasos para hacer crecer tu dinero mes a mes
  • ¿Porqué llevas años trabajando sin ver que tus ahorros crezcan con el tiempo?
  • Aprende a controlar de verdad tus finanzas, de una manera simple pero efectiva.
  • Los 3 pasos imprescindibles para poner a trabajar tu dinero desde ya.

About the Author Víctor J.

Asesor Financiero Independiente (EFA). Mi pasión son las Finanzas, la inversión y el desarrollo personal. Trato de ayudar a personas normales, como tú o como yo, a responsabilizarse de sus vidas financieras, enseñando cómo gestionar el dinero que tanto cuesta ganar y ponerlo a trabajar correctamente, con el fin de conseguir la libertad financiera

follow me on:

Leave a Comment: